Nuevo hogar. Te explicamos los pasos para dar de alta el gas

Si te acabas de mudar a un nuevo hogar y aún no sabes cómo dar de alta el gas, tienes que leer este artículo. Aquí te explicaremos todo lo que tienes que hacer, de forma clara y sencilla.

Cuando recién te mudas a una nueva casa, hay muchas cosas por hacer. Puede que, con el estrés de la mudanza, te olvides de algunos detalles. Pero lo que es seguro es que necesitarás el gas, así que este paso es fundamental. Sigue leyendo para saber cómo hacerlo.

Pasos a seguir para dar de alta el gas

Una vez te encuentres instalado en tu nueva vivienda (o incluso antes), ya puedes comenzar a ocuparte de dar de alta el gas. Te preguntarás de qué manera. Aquí te lo contamos.

1.   Contacta a la compañía de gas

En principio, deberás contactarte con la empresa de gas que elijas para brindarte este servicio. Tienes, al menos, 4 opciones para hacerlo:

·         Enviar un mail a la empresa.

·     Completar el formulario de contacto que tengan disponible en su página web.

·     Dirigirte a alguna oficina cercana a tu domicilio.

·     Llamar por teléfono (la mayoría tienen líneas gratuitas).

Cuando te contactes con el sector de atención al cliente, ellos te informarán los valores que manejan. Si aún no tienes en claro qué empresa deseas contratar, te sugerimos que compares algunos precios y características de los servicios. Así podrás elegir el que más te convenga.

2.   Reúne los documentos requeridos

Hay un conjunto de documentos que deberás tener a mano cuando pretendas dar de alta el gas en tu vivienda. Se trata de documentos que te serán requeridos durante el proceso y es obligatorio que los presentes. A continuación, te contamos cuáles son para que no te falte ninguno

·     Datos del titular: nombre completo, dirección de mail y teléfono.

·     DNI del titular o Tarjeta de Residencia válida.

·     IBAN (número de cuenta bancaria internacional) de la cuenta de donde se debitarán los pagos.

·     Dirección del lugar donde se requiere el suministro (ya sea una casa particular o un negocio).

·     CUPS (Código Universal del Punto de Suministro). Es un código de 20 a 22 dígitos que se asigna a cada vivienda al solicitar la instalación de gas. Lo encontrarás en cualquier factura.

·     CIG (Certificado de Instalación de Gas). Este documento te será entregado al hacer la instalación.

·     Documento que acredite el usufructo del inmueble. Es decir, si tú eres el propietario, presentarás las escrituras de la vivienda. En cambio, si estás arrendando, podrás presentar tu contrato con el propietario.

3.   Realiza el pago correspondiente

Las tasas a pagar pueden variar, ya que dependen de los derechos que hayan sido establecidos por el gobierno. Estos pueden ser:

·     Derechos de acometida: a partir de este derecho, se fija un precio para todo el territorio. Es decir que la variación solo se dará según la potencia de gas requerida por el usuario y la tarifa que abone.

·     Derechos de alta: son precios que varían de acuerdo a la Comunidad Autónoma en la que te encuentres.

Consultarás el precio que debes pagar con la compañía de gas con la que realices el trámite.

¿En cuánto tiempo tendré dado de alta el gas?

Una vez presentada esta documentación, y siempre y cuando no haya ningún inconveniente, finalizarás el trámite entre los 5 y 9 días hábiles posteriores. Recuerda que esto solo debes hacerlo una vez (excepto que por algún motivo se solicite la baja).

Cuándo te mudas a un nuevo hogar, es necesario realizar este trámite para que el servicio esté a tu nombre. Ahora tienes toda la información necesaria para dar de alta el gas.